Saltar al contenido
Cafeteras

Cómo Vaporizar y Espumar la Leche (con o sin varilla de vapor) – Guías

¿Cuál es tu bebida de café favorita? ¿Un café con leche, un capuchino, un moca, un cortado o un negro largo?

Según las estadísticas, los Europeos  consumen 300 millones de tazas de café al día. Y sólo el 35% de la gente prefiere beberlo negro o solo.

¿Por qué la leche y el café forman una combinación tan perfecta?

La leche complementa y resalta los sabores del café. Y hay ciencia detrás de ello. Durante el proceso de cocción, la alta presión del vapor hace que las grasas de la leche se expandan y creen espuma. Además, la proteína mantiene las burbujas de aire estables y la lactosa aumenta el dulzor. Mientras que cocinar la leche al vapor puede parecer fácil, no es fácil hacerlo bien.

espumar la leche

Espuma vs. Vapor

Hay una diferencia entre la espuma y la leche caliente, durante el proceso de vaporización, el aire se introduce en la leche mientras se calienta al mismo tiempo, con pequeñas burbujas que se incorporan a ella, creando una textura cremosa, a menudo llamada microespuma.

Por otro lado, la leche espumada crea grandes burbujas de aire que dan como resultado un gran montículo de espuma esponjosa que puede sentarse encima. No hay nada correcto o incorrecto entre los dos y todo el mundo tiene una preferencia. Pero si buscas esa sensación rica y cremosa en la boca, la leche espumosa es la mejor manera de lograrlo.

¿Cómo Espumar la leche como un profesional?

Aunque la técnica de espumado o vaporización difiere ligeramente dependiendo de si estás haciendo un café con leche, un machiatto o un capuchino, los pasos básicos siguen siendo los mismos.

Paso 1: Llenar la jarra con leche

Vierta la leche en una jarra metálica diseñada para vaporizar. Es importante no usar demasiada, ya que aumentará su volumen. Generalmente se recomienda verter la leche fría justo debajo de la V de la jarra.

Paso 2: Estiramiento de la leche

El siguiente paso es sumergir la punta de la varilla de vapor justo debajo de la superficie de la leche. Aquí es cuando se empieza a tirar el aire hacia la leche, que es de donde proviene el conocido sonido sibilante. El tiempo que se mantenga la varilla de vapor en este punto depende ligeramente de la bebida que se esté preparando, pero en general debería tardar tan sólo 5 segundos. Durante este tiempo la grasa de la leche se expande para crear espuma.

Paso 3: El giro

Después de que hayas tirado suficiente aire en la leche y aumentado su volumen, mueve la varilla de vapor más abajo de la superficie. Tengan cuidado de no moverla demasiado lejos, sólo apunten a tan sólo 1 cm. Incline la jarra ligeramente e intente encontrar el “punto dulce” que haría girar la leche en un remolino e incorporar completamente las burbujas en el resto de la leche, terminar de calentarla y crear esa textura cremosa.

Paso 4: Descanso y pulido

Tan pronto como la leche alcance la temperatura de 60º C, o se caliente demasiado al tacto, detenga el proceso de vaporización. Golpee suavemente la jarra para deshacerse de algunas pequeñas burbujas y hacer girar la leche. Debería verse brillante y cremosa como un helado derretido.

Paso 5: Vierta

El vertido consiste en dos fases. Como la mayor parte de la espuma está en la parte superior, el primer vertido debe dirigirse a sumergirse en el expreso e incorporar la leche cremosa con el café. El último vertido desliza la microespuma por encima y crea el arte o la figura. Pero se necesita mucha práctica antes de poder hacer un tulipán perfecto o una roseta.

Steam milk

Errores comunes al Espumar la Leche

Como se mencionó anteriormente, aunque el proceso de vaporización o espumado parece sencillo, es difícil de conseguir. Si se evitan estos errores más comunes, es mucho más probable que se vea la hermosa y sedosa espuma.

Tirar del aire durante demasiado tiempo

El proceso inicial de arrastrar el aire hacia la leche es muy rápido y ocurre en segundos. Tan pronto como escuchas el chirrido de la leche, estás insuflando aire por mucho tiempo y esto causará que aparezcan grandes burbujas y arruinará tu espuma.

Tirando del aire demasiado tarde

Otro error común es tratar de sacar el aire demasiado tarde. La magia ocurre al principio y tan pronto como la leche se calienta, crear la espuma es mucho más difícil.

Sobrecalentar la leche

Lo que separa a los buenos baristas de los grandes es poder decir la temperatura correcta de la leche al vapor. Tan pronto como la leche se calienta demasiado, las proteínas de la leche se descomponen y destruyen las burbujas perfectas así como el sabor.

No crear un remolino

Si no se encuentra el punto dulce que crea un remolino, la leche no se mezcla bien, no se obtiene una textura cremosa.

Esperar demasiado tiempo después de la cocción al vapor

Otro consejo es asegurarse de seguir moviendo la jarra de leche tan pronto como la saque del vapor. Esto asegura que la espuma no se separe de la leche.

Espumar la leche o vaporizar la leche

¿Cuáles son los ingredientes esenciales para crear la leche perfecta para su café?

El uso de leche fresca y fría ayuda a crear una textura óptima. Además, se suele recomendar leche entera para la microespuma y leche desnatada si se prefiere la leche espumosa.

Los 3 mejores Espumadores de Leche

¿Cómo se puede vaporizar la leche sin una cafetera con varilla de vapor?

Frothing

¿No tienes una máquina de café con una varilla de vapor? Buenas noticias. Hay otras formas de vaporizar y espumar la leche para crear tu capuchino matutino.

Revisaremos algunas de las que requieren un equipo básico y otras que pueden ser improvisadas con los artículos domésticos que se pueden encontrar en cada casa.

Espumador de leche automático

Es la segunda mejor opción para espumar leche si no tienes una máquina de café con una varilla de vapor. También es la única opción que no requiere que precalientes la leche como las otras opciones. Incluso puedes elegir si quieres tener la leche caliente o fría y el vaporizador hará todo el trabajo por ti.

Espumador de mano

Un espumador de mano es una opción barata, fácil de usar, rápida y fácil de limpiar. Sin embargo, prepárese para comprometer la textura de la leche y no espere ningún arte del café con leche. Como su nombre lo sugiere, puede crear mucha espuma pero no tanta espuma sedosa. Todo lo que tienes que hacer es sumergir el espumador en la leche y encenderlo. La leche aumentará significativamente en volumen creando grandes burbujas.

Prensa Francesa

Además de hacer café, con la prensa francesa también puede espumar su leche. Eso es lo que llamamos versatilidad. Después de precalentar la leche, viértala en la prensa francesa y presione y tire repetidamente del émbolo hacia arriba y hacia abajo hasta que la leche duplique su volumen y cree una microespuma. Tenga cuidado de no usar demasiada leche para ahorrarse la limpieza.

Olla y Cocina

¿No tienes ninguno de los equipos mencionados pero aún así no quieres dejar tu café con leche? No te asustes, puedes crear espuma de leche incluso en una olla en tu cocina de gas o vitrocerámica.

Simplemente caliéntela suavemente y use un batidor de globo (el mismo que usaría para batir los huevos) y bátalo rápidamente hasta que alcance una consistencia espumosa.

Microondas

Puedes poner la leche en un frasco de barro o cerámica con tapa y agitarla enérgicamente antes de calentarla en el microondas. O puedes calentar la leche primero y luego usar la técnica de tirar donde la viertes de un frasco al otro hasta que alcances una consistencia espumosa.

espumar la leche

Conclusión

No importa tus habilidades de barista, si eres un principiante que sólo quiere un poco de espuma en su café o si eres avanzado y estás familiarizado con la varita de vapor y el arte del café con leche, hay múltiples maneras de crear leche espumada para tu café con leche o latte

Cualquiera que sea la técnica que elijas, asegúrate de que sigues los consejos básicos y evitas los errores más comunes y tendrás la receta para el éxito.

¡¡ NO SEAS DESCAFEINADO Y COMPARTE !!