Saltar al contenido

Café Holandés ¿El Orígen del Cold Brew? | Cafés del Mundo

Tal vez has visto el término “Café holandés” vinculado a extraños artilugios de aspecto científico en tu cafetería local o por internet. O quizás has visto mencionar a los holandeses cuando hablamos de cómo el café llegó a otras regiones.

Independientemente de lo que lo te ha llevado a investigar el café holandés, te lo tenemos preparado para Ti. Sigue leyendo para descubrir la influencia de los Países Bajos en la cultura mundial del café y la respuesta a lo que es exactamente el “Café Holandés”.

Historia del Café Holandés

Antes de hablar de la cultura y el café holandés moderno, tenemos que discutir su legado e impacto en la industria del café en su conjunto.

Si alguna vez has tomado una clase de historia mundial, es probable que hayas oído hablar de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (CHII). Resulta que la CHII tuvo una gran importancia en la propagación del café desde su lugar de nacimiento en Yemen. Mientras que otros países no pudieron superar las prohibiciones a la exportación, los holandeses lograron pasar y llevar las codiciadas plantas a otras regiones.

Uno de los lugares más notables que vio los efectos de la influencia holandesa fue Indonesia. Ya hemos mencionado esta dinámica antes al hablar de Sulawesi y el café de Sumatra. El archipiélago, entonces conocido como las “Indias Holandesas”, cambió de manos de la CHII al gobierno holandés.

Así comenzó el horrible sistema de cultivo basado en plantaciones, alimentado por la esclavitud, los sistemas de cuotas y otras violaciones de los derechos humanos que vienen con el colonialismo. Los cultivos y las técnicas de cultivo preexistentes fueron eliminados para dar paso a otros más rentables como el café.

Después de siglos de pobreza, abusos y hambre, Indonesia pudo obtener su independencia alrededor de 1950. Desde entonces las condiciones han mejorado en gran medida.

Sin embargo, Indonesia no fue el único alcance de la influencia holandesa. Su cultura del café llegó hasta Japón y Corea también, y la cultura resultante que se desarrolló alrededor de la bebida allí es lo que llevó a la creación de lo que ahora se conoce como “Café Holandés”. Asia Oriental sigue siendo la principal región que utiliza el método del que hablamos aquí.

¿Qué es un Café Holandés?

Los orígenes del método que constituye el “Café Holandés” son un poco borrosos. Sin embargo, se supone que se desarrolló en algún momento del siglo XVII en los Países Bajos. A medida que el colonialismo holandés progresaba, se extendió a Corea y Japón, donde el café frío goteado, se hizo cada vez más popular. Aquí es donde se ganó el apodo de “Café Holandés”. Ahora, también se le conoce como el café de Kyoto.

¿Pero qué es exactamente? En resumen, el Café Holandés es un método de elaboración de café frío de goteo lento que consiste en dejar caer agua helada sobre un lecho de tierra y permitir lentamente que se extraiga. Hace que la taza sea suave, con un notable dulzor y una falta de amargura y acidez. Sin embargo, todavía hace un brebaje bastante concentrado, por lo que es bastante fuerte. La mayoría opta por diluirlo.

¿Inmersión fría o Goteo Frío?

En primer lugar, comencemos explicando que hay dos tipos de elaboración de frío: la inmersión y el goteo. La elaboración de inmersión es lo que la gente piensa típicamente cuando escucha la elaboración de café fría. Consiste en poner café de molienda gruesa en un recipiente con agua fría o a temperatura ambiente. El proceso de remojo dura entre 14 y 20 horas.

La otra forma de hacer este café es con la preparación fría por goteo. A este estilo en particular se le conoce con varios nombres diferentes, incluyendo Kyoto y -lo adivinaron- , el Cold Brew o el Café Holandés. A diferencia de la preparación por inmersión, este método implica que el agua fría gotea lentamente a través de un lecho de tierra.

Aunque este estilo implica mucho más manipulación que la preparación por inmersión, a menudo es más eficiente. Así que si puedes aprender a usarlo, sólo toma 3 o 4 horas para obtener ese agradable y suave concentrado de café frío.

Las Mejores Cafeteras Cold Brew

Aquí hay algunas cafeteras cold Brew que pueden facilitarte preparar café holandés en la comodidad de tu casa. Los precios tienden a ser variados, pero no son tan caros como algunas de nuestras cafeteras favoritas. Aquí te dejamos las que son, a nuestro parecer, las mejores Cafeteras de Goteo Frío o Cold Brew del momento. Para preparar tu mejor Café Holandés.

Cultura del Café en Holanda –  No son Coffee Shops

Ahora, pasando del café holandés, nos gustaría presentarles la cultura del café en holanda porque hay mucho más que un estilo cold brew.

En general en Holanda, la cultura del café tiende a dar prioridad a las opciones rápidas y fáciles. El instantáneo está en alza, pero también hay una movimiento en la escena de café especial para aquellos que están interesados. Incluso puedes obtener los beneficios de un buen café frío si encuentras la tienda adecuada.

Pero ten cuidado, si estás buscando tu café especial, ten cuidado de no pedir una “cofee shop” porque la gente podría pensar que estás pidiendo un tipo de dosis diferente. La ley de la marihuana en los Países Bajos es un poco diferente a la del resto de estados o países. Es ilegal venderla pero es impune por ley tomarla en los coffee shops.

Sin embargo, para obtener ese beneficio, no pueden anunciar su producto, vender a cualquier persona menor de 18 años, vender más de 5 gramos. Así que se establecen como “cafeterías” con parafernalia e imágenes vagamente pero no abiertamente relacionadas con la hierba.

Conclusión

Para simplificar, lo que se conoce como Café Holandés es un método eficiente de preparación en frío, perfecto para los meses más cálidos, si se puede permitir tener un cafetera Cold Brew además de su cafetera habitual.. Sin embargo, si estás en los Países Bajos pidiendo “Café Holandés” o un Coffee Shoop probablemente no te llevará a la bebida o al lugar que quieres.

¡¡ NO SEAS DESCAFEINADO Y COMPARTE !!